El juego infantil y su importancia en el desarrollo

Publicado por Isaac Valderrabano en

El juego infantil y su importancia en el desarrollo
5 (100%) 1 vote

El juego infantil . Últimamente es cada vez más común escuchar de modelos educativos que proponen un énfasis mayor en lo lúdico en vez de lo académico.

Y es que los niños se desarrollan  jugando, como lo apuntaron diversos teóricos y pedagogos del siglo pasado, como Jean Piaget, psicólogo y biólogo suizo que aportó mucho al estudio del desarrollo infantil.

El juego infantil y aprendizaje: Un binomio perfecto

En la infancia, la combinación juego y aprendizaje es indivisible. Antes, la formación que se daba a los niños era muy rígida y no se comprendía el binomio  juego-aprendizaje. La diversión y los juegos solo quedaban para momentos específicos como el recreo o delegados a sus momentos de esparcimiento familiar.

Es un grave error querer sentar a un niño de 3 a 6 años frente a una mesa y esperar que guarden un silencio absoluto, miren al frente y pongan atención por mucho tiempo, sin voltear a otro lado.

Juego infantil. Niños jugando con aguaEl aprendizaje por interés juega un papel importante, si al niño le interesa lo que estamos enseñándole, lograremos retener su atención por unos momentos, pero NO por horas.

El niño tiene necesidad de movimiento para desarrollarse adecuadamente y el juego cumple con esa necesidad de movimiento.

El juego entonces, le proporciona un desarrollo físico, psicológico y cognitivo.

Cuando nos referimos al aspecto psicológico de nuestros hijos, debemos aceptar que el juego es un ingrediente muy importante para el aprendizaje, el cual será más natural y significativo.

Tipos de desarrollo o estadios según Piaget

Piaget divide el desarrollo cognitivo (o intelectual) en tres estadios o etapas y en cada una de ellas predomina un tipo de juego:

  1. Sensoriomotor: entre los 0 y los 2 años. Aquí predomina el juego funcional.
  2. Preoperacional: entre los 2 y 6 años. El juego simbólico es predominante.
  3. Operaciones concretas: Entre los 6 y 12 años. Aparece el juego de reglas.

Etapa Sensoriomotor

En la etapa de desarrollo sensoriomotor, algunas de las acciones de aprendizaje o “juego de bebés” son:

  • Morder
  • Chupar
  • Agitar
  • Golpear
  • Gatear
  • Arrastrarse
  • Esconderse
  • Arrojar objetos
  • Sonreir
  • Tocar
  • El contacto físico

Juego infantil. Bebe jugando con las hojas secas

Eso quiere decir que el llevarse objetos a la boca, el golpearlos contra la mesa o el tirarlos una y otra vez, son actividades que realiza para conocer el mundo y  recibir información que lo ayuda a su desarrollo motriz, sensorial, social y afectivo.

He caído en la cuenta que con mis hijas mayores limité al máximo este tipo de acciones cuando fueron bebés “porque es lo normal y porque así debe ser”. Afortunadamente, pasaban la mayor parte del día con mamá.

Etapa preoperacional

En esta etapa predomina el juego simbólico. Aquí los niños interpretan el mundo a su alrededor y lo imitan, ya sean personajes o situaciones de su diario vivir.

En esta etapa desarrollan la imaginación, la asimilación de los roles de los adultos, los de su entorno inmediato como sus padres y familiares y los externos, como el doctor, el maestro, el bombero, etcétera.

También estimulan el desarrollo del lenguaje, al  comunicarse entre ellos y al hacer sus propios argumentos basados en lo que conocen del mundo. En esta etapa entonces, la creatividad se estimula muchísimo.

Etapa de operaciones concretas

En la etapa de operaciones concretas, aparece el juego de reglas, donde los niños ya son capaces de ponerse de acuerdo en lo que es válido y lo que no lo es, lo cual requiere madurez y comprensión del mundo, donde también hay reglas. También aprenden a:

  • Esperar turnos
  • A que no siempre se gana
  • Socializar
  • Aprender que hay opiniones diferentes a las propias y a respetarlas
  • Hacer acuerdos
  • Flexibilizar las reglas (no a romperlas, sino a considerar excepciones)

Juego infantil. Niños corriendo en el campo

Por tanto, ser inflexible con un niño de 3 años si no comprende ni sigue a la perfección las reglas del juego no es congruente con el desarrollo del niño y llamarlo “tramposo” o excluirlo porque no sabe seguir las reglas es injusto y puede condicionarlo, por ello debemos evitar estas acciones y hablar con nuestros hijos mayores para que tampoco lo hagan.

Claro que es casi inevitable que de todos modos lo harán, pero insistir en este punto también les ayuda a los más grandes a entender el desarrollo humano y las conductas de su hermanito o hermanita y esto le abona no solo al conocimiento, sino a la inteligencia emocional.

Extendiendo el juego

Así entonces, podemos aprovechar oportunidades para hacer que cada actividad sea como un juego, sobre todo las actividades que no quieren realizar pero que son necesarias.

Por ejemplo, en lugar de fruncir el ceño y con voz fuerte exigir que recojan su ropa, los invitamos a participar en ese juego de ordenar por colores nuestras camisas o pantalones, o poner en orden los juguetes desde al más pequeño al más grande, les parecerá formidable a los más pequeños y genera un hábito.

Mi esposa es excelente en esto. Mientras yo exijo que hagan las cosas, muchas veces sin éxito, ella sabe como captar su atención con su cara de asombro, un tono de voz muy asertivo e inventa cuantas historias o juegos se le ocurren captando la atención de todos.

Eso también lo aplica en situaciones de tensión extrema, por ejemplo, cuando los twinkies (nuestros gemelos de 2 años, Ivanna y Matías) tienen una rabieta en público, por ejemplo.

En esa situación mi reacción más natural y automática es tomarlos en mis brazos y salir huyendo del lugar, pero mamá siempre consigue captar su atención y casi siempre es con un juego improvisado en el momento.

No siempre controles el juego

El juego infantil, de acuerdo a las postulaciones de Piaget, no debería ser una mera actividad planeada, delimitada en tiempo, materiales, indicaciones y espacio, dentro de un contexto escolar, donde dicha actividad solo se utiliza como un elemento que relaja y prepara al cerebro del niño para la siguiente actividad de aprendizaje.

El juego infantil es aprendizaje y perfectamente podrían pasar sus primeros 6 años jugando y aprendiendo de esa manera, como lo proponen y demuestran modelos educativos donde los niños juegan libremente y también con juegos dirigidos por los docentes.

Otros modelos no inician la formalización de la escuela hasta los 7 y antes de eso solo experimentan (juegan) como el sistema educativo fnlandés, por ejemplo.

No subestimes la efectividad del juego infantil libre

No todo el juego debe ser dirigido por un adulto, ni mucho menos las educadoras o los maestros son los únicos que pueden planear un juego “con propósito pedagógico”. El juego entre padres e hijos también es sumamente importante y placentero, pero ese es un tema para un próximo post.

Los niños por si solos, perfectamente pueden realizar el juego en el nivel que su edad y desarrollo le permiten. También lo hacen observando a otros niños, de su edad y mayores que ellos.

Aprenden (también de acuerdo a su edad y madurez) a organizarse, a establecer reglas, a observar su entorno y hacer juegos simbólicos, a tomar decisiones, a generar experiencias, a desarrollar confianza en los demás, a establecer vínculos, saltar, reír, trepar, tocar… y todo ello sin la intervención de un adulto.

Observa sus juegos, su interacción con otros niños, escucha sus argumentos, su interpretación del mundo.

Seguramente te sorprenderás como yo con mis hijos. 

 

Summary
Juego infantil y su importancia en el desarrollo del niño
Article Name
Juego infantil y su importancia en el desarrollo del niño
Description
El juego infantil es muy importante pues a través del juego el niño aprende sobre su entorno y desarrolla habilidades de todo tipo.
Author
Publisher Name
Yo educo en casa
Publisher Logo
Facebook Comments


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: